Utilizamos cookies, propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación y mostrarle publicidad personalizada en otros sitios web. Si continua navegando, consideramos que consiente su uso. Para más información acerca de la configuración y uso de las cookies pulse:
Más información Acepto
Historia
CRONOLOGÍA DE LOS 100 AÑOS DE LA SOCIEDAD DE OCEANOGRAFÍA DE GIPUZKOA

     El 19 de septiembre de 1908 se fundó la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa con el objetivo de desarrollar y fortalecer una disciplina científica que estaba en pleno crecimiento, la Oceanografía, además de estudiar la topografía submarina, la meteorología, las corrientes, la biología del mar, etc. También pretendía mejorar la pesca y, por tanto, el modo de vida de pescadores y navegantes.

     Según sus estatutos fundacionales, la Sociedad nació para contribuir al desarrollo y adelantamiento de la ciencia Oceanográfica, y aplicar los conocimientos derivados de algunas de sus disciplinas a ámbitos tan importantes en nuestra sociedad como pudieran ser la pesca, la navegación, etc.. En sus inicios, al menos, sólo extendió su radio de acción, en armonía con su título, a la parte del mar que baña su costa.

     El 20 de enero de 1910 se inauguró oficialmente el laboratorio para el análisis de los datos recogidos en el mar y el tratamiento de ejemplares para su correcta conservación y que, en años posteriores, ampliaría también el radio de investigación a otras vertientes de la oceanografía y la biología marina.

     Un año más tarde, en 1.911, se acordó publicar un Boletín trimestral como órgano de la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa, el primero de estas características en el Estado español, con la intención prioritaria de divulgar los modernos conocimientos oceanográficos, meteorológicos, pesqueros y de repoblación piscícola. Hasta 1923 se publicó periódicamente. A partir de aquella fecha, centrada la Sociedad en el enorme esfuerzo de construir el Aquarium – Palacio del Mar, sólo se editaron algunos trabajos puntuales, monográficos.

     El 9 de enero de 1912 se inauguraba la Escuela de Pesca de la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa en el salón escolar de la iglesia de San Pedro de los Mareantes del muelle donostiarra, cuando no había en toda España ninguna de este género.

     La Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa participó muy activamente en la organización de la Exposición Histórico Naval Oceanográfica de 1913. El éxito de la exposición, que reunió piezas de enorme calidad e impulsó los estudios marítimos e históricos, hizo surgir en el seno de la Sociedad otras dos ideas, ambas de gran calado: la celebración del cuarto centenario de la primera vuelta al mundo, protagonizada por Elcano en 1522, y la fundación del Museo Histórico Naval Vasco.

     En 1915 se incorporó al Laboratorio un muy joven y brillante oceanógrafo, Fernando de Buen, hijo del prestigioso naturalista Odón de Buen, director del Instituto Español de Oceanografía. El padre y sus dos hijos, Fernando y Rafael, son los autores de la mayor parte de los artículos de oceanografía física y química y biología marina que publicó el Boletín de la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa, boletín que durante unos años fue dirigido por Fernando.

     El 22 de septiembre de 1925 se puso oficial y solemnemente la primera piedra del Palacio del Mar. El lugar era excelente para abastecerse de agua marina limpia y batida, pero exigía grandes precauciones por su ubicación en la roca, expuesta a los más violentos fenómenos atmosféricos. El 1 de octubre de 1928 se inaugura oficialmente el Palacio del Mar-Aquarium, con la visita de Alfonso XIII y Victoria Eugenia, siendo recibidos a las puertas por D. Vicente Laffitte, el que fuera Presidente de la S.O.G a lo largo de 25 años y figura imprescindible para entender la historia de esta centenaria institución

     En 1947 comenzó la toma diaria de temperatura del mar. En este principio de siglo XXI, cuando el cambio climático es tema de conversación cotidiana, la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa posee el registro más completo de temperaturas marinas de todo Euskadi.

     Pasaron varias décadas en las que el Aquarium de San Sebastián se convirtió en un lugar emblemático y muy querido por todos los donostiarras y guipuzcoanos. Muchos episodios se sucedieron a lo largo de estos años pero, sin duda, serán las obras de ampliación que finalizarían en el año 1998, con un túnel de 360º y muchos más acuarios dedicados a la fauna atlántica y tropical, los que cambiaron radicalmente el rumbo, convirtiendo este acuario en un referente, ya no sólo local, sino de ámbito nacional e internacional.

     Este proyecto de reforma culmina con su última fase en 2008, que afecta a las antiguas áreas de ciencias naturales, salas de exposición y zona del antiguo aquarium. Se refuerza la estructura del edificio y se abre otro acceso desde el muelle, salvando las anteriores barreras arquitectónicas. También se reubica la tienda y se construye un ascensor que une el Puerto y el Paseo Nuevo, salvando un desnivel que impedía a mucha gente dar toda la vuelta al monte Urgull.

     Es evidente que el Aquarium fue y es un gran atractivo lúdico pero el Aquarium es también museo, museo vivo, el pedazo de mar (y de río) que puede meterse en casa, planteado y programado con criterios museográficos y científicos. La inclusión de un laboratorio químico y tres biológicos en el nuevo edificio son la evidencia del rigor y seriedad que el público puede apreciar luego en los acuarios.

     Ambos juntos, museo y aquarium, cada cual con sus recursos y posibilidades, tienen un afán, primero recopilatorio y ordenador de todas las facetas de la vida marina, y después didáctico, para que el público aprenda, disfrute y sea consciente del enorme patrimonio natural y cultural que nos rodea, de su valor y de su fragilidad, y de la importancia de transmitírselo a las generaciones venideras.

     El 21 de noviembre de 2002, la Asamblea General de la Sociedad aprobó la constitución de una entidad paralela, la FUNDACIÓN OCEANOGRÁFICA DE GIPUZKOA, que, partir de ese momento, pasa a gestionar el importante patrimonio acumulado desde su creación. Se trata de una figura jurídica de interés general sin ánimo de lucro, que simplifica, facilita la gestión y aumenta el control sobre los recursos. Es un salto cualitativo que denota la importancia social, cultural y también económica (como agente turístico de primer orden que es) no tanto de la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa como tal, sino de su principal patrimonio, el museo y aquarium alojados en el Palacio del Mar.

     En 2006 el Aquarium de San Sebastián tuvo otra iniciativa de ámbito atlántico europeo: el Master de Biología Marina en colaboración con Southampton University, Universidad del País Vasco (EHU/ UPV), Universidad de Burdeos, Universidad de Lieja y  AZTI-Tecnalia.

     En cien años han pasado muchas cosas, el mundo es muy diferente, la Sociedad de Oceanografía de Guipúzcoa, con su sucesora la Fundación Oceanográfica de Gipuzkoa, es muy diferente, la sociedad guipuzcoana es muy diferente… es mejor que hace cien años, al menos en todo lo que respecta al mar, y lo es porque el Aquarium ha trabajado y trabaja para que el mar siga siendo parte de nuestras vidas, uno de los principales rasgos que nos caracterizan.

Seguir leyendo
Subir
Síguenos en:
Contacto
Plaza de Carlos Blasco Imaz, 1, 20003 Donostia-San Sebastián, Gipuzkoa
Tel +34 943 44 00 99        Fax +34 943 43 35 54
HORARIOS
Julio y agosto

Abierto todos los días, de lunes a domingo

de 10:00 a 21:00 horas.

La taquilla y la entrada se cerrarán 60 minutos antes